domingo, 12 de junho de 2011

Los apicultores valencianos creen que existen múltiples factores detrás del síndrome de abandono de las colmenas

 Un laboratorio confirma un hongo parásito como autor de la pérdida masiva de abejas
Los apicultores valencianos creen que existen múltiples factores detrás del síndrome de abandono de las colmenas 
El Nosema ceranae, un hongo que infecta a las abejas por vía digestiva sería el responsable del llamado "Síndrome de Despoblamiento de Colmenas", un fenómeno que en 2010 y sólo en España, eliminó al 50% de las colmenas, según aseguró Luis Sanz, director del Centro Apícola Regional en Marchamalo (Guadalajara). 
Este laboratorio ya responsabilizó en 2007 al Nosema ceranae de la muerte masiva de abejas que ese año comenzó a hacerse evidente en España tras golpear al sur de Francia. Sin embargo, otros centros de investigación y muchos apicultores creen que existe una conjunción de causas diversas detrás de estas muertes que en 2010 provocaron en la Comunitat Valenciana a desaparición de un 30% de las colmenas.
El parásito Nosema ceranae, procedente de Asia, provoca una enfermedad crónica, en el que la abeja se contagia en los puntos donde bebe, recolecta el néctar o incluso en la propia colmena donde existen restos de heces. 
En la fase inicial del contagio, explica Sanz, el parásito alcanza el aparato digestivo de las abejas, este deja de funcionar y la abeja no come, se debilita y por último muere. 
Las abejas que salen a recolectar polen son las más parasitadas (están mas en contacto con el parásito), realizan el trabajo más extenuante, producen menos miel y perecen en el campo, de ahí que el apicultor no perciba la muerte de sus abejas hasta que ya es demasiado tarde. 
La abeja es una fuente de polinización tanto para los cultivos como para la naturaleza, si esto no ocurriera el rendimiento de la agricultura bajaría poniendo en peligro especies de plantas en las que el único medio de polinización son las abejas. 
La literatura científica vincula el Síndrome del Despoblamiento de las Colmenas a la proliferación de pesticidas con acción neurotóxica -neo-nicotinoides-, aunque sin descartar otras posibles causas y la interacción de diversos factores. Sin embargo, y a pesar de algunas peticiones de las organizaciones agrícolas, estos productos siguen estando a la venta. 
Fuente: Levante-EMV

Nenhum comentário: